• Horario de atención Soluciones TEA HORARIO: L-V 9:30-19:00 hrs.
  • Teléfono Soluciones TEA TELÉFONO: +52 (722) 437-6937
  • Facebook de Soluciones TEA
  • Twitter de Soluciones TEA
  • Behance de Soluciones TEA
  • Contacto Soluciones TEA
  • Instagram de Soluciones TEA

Blog

Diseño web: La evolución de la cara de Internet

El diseño web es el encargado de brindarte una interfaz lo más estética, sencilla y óptima para visualizar cualquier sitio web que exista en internet, y aunque el diseño web como muchas otras cosas requirió de cierto tiempo para evolucionar y mejorar, su transformación ha sido impresionantemente rápida debido a la demanda, la necesidad y la exigencia de los usuarios; por ello hoy en día las plataformas digitales buscan nuevas herramientas para hacer de la experiencia de usuario algo único y atractivo.

Diseño web: La evolución de la cara de Internet

Durante los inicios de Internet podemos hablar de que existían alrededor de 50 sitios web, en la actualidad el número comprende más de 1.000 millones de páginas de todo tipo y sigue aumentando a ritmo acelerado, por ello la diferenciación en diseño también es algo primordial.

 

El antiguo diseño web ha muerto:

En los inicios de los sitios web podríamos asegurar que el diseño web era casi inexistente, la velocidad de carga de las primeras páginas de internet es una de las principales razones por las que podría suponerse que el diseño web no era tan importante. Mostrar una simple imagen era casi imposible, casi todo consistía en texto simple y en hiperlinks (enlaces) que te re-direccionaban a otras páginas. Posteriormente el diseño web comenzó a introducirse cuando se implementaron tablas que acomodaban todos los elementos dentro de la pantalla.

El antiguo diseño web no se preocupaba tanto por la experiencia de usuario, esto ocasionaba ciertos errores en la usabilidad y la legibilidad del sitio. Por ejemplo se utilizaban tamaños de letra demasiado pequeños, de tamaño fijo, o con poco contraste con el fondo. Además de fuentes poco prácticas, el escaso uso de imágenes (que además a veces se abrían en otra pantalla perdiendo la relación con el texto), y menos aún pensar en el uso de íconos que reemplazaran palabras. Otros problemas de estética se ocasionaban con el exceso de elementos en la composición.

También por la falta de estandarización existía una incompatibilidad entre navegadores, que hacía muy complicado diseñar una página que se se visualizará en todos de la misma manera. Probablemente uno de los más importantes era que nos enfrentábamos a diseños rígidos de ancho fijo.

 

La experiencia de los sitios web actuales:

Hoy en día cuando hablamos de diseño web, lo visual es lo que manda. Una imagen lo más grande posible que comunique algo relacionado con el sitio web, buscando decir más con menos al colocar imágenes e iconos que sustituyeran palabras. Así es como gracias a las nuevas formas de desarrollar web podemos hablar de la inclusión de videos, animaciones, espacios 3D y hasta espacios interactivos entre la página y el usuario; lo cual aporta valores estilísticos, dinámicos y de diseño nunca antes vistos y que hacen claramente que el usuario pase más de tres segundos en dicho sitio.

Algo muy común hoy en día es presentar el sitio web en una sola página. El usuario en lugar de navegar entre diferentes pestañas, sólo necesita dar scroll para encontrar todos los apartados del sitio en un solo lugar, así los usuarios encuentran lo que quieren en menos tiempo.

Muchos sitios buscan involucrar al usuario con la marca por lo que cuentan historias que los hagan partícipes, lo cual desecha la parte de solo presentarle información. El uso de diversas tipografías es otro punto a favor del diseño web actual, ya que las palabras deben ser de simple lectura, atractivas y con una visualización rápida.

Podemos decir fácilmente que en estos casos, menos es más y actualmente estilos de diseño como el flat design ha llegado para quedarse, porque ofrece hasta cierto punto una tendencia minimalista y visualmente muy atractiva.

Debido a la actual evolución de los dispositivos que visualizan sitios web, fue necesario que una página pudiera adaptarse desde los smartphones, pasando por las tabletas, hasta las computadoras de escritorio, así que en vez de diseñar por separado un sitio para cada uno, se desarrolló algo llamado diseño adaptable, que consiste en mostrar un solo diseño que se acomoda al tamaño de la ventana de manera automática sin necesidad de cargar nada externo.

A partir de estos datos se puede entender la necesidad de concentrar los esfuerzos para atraer y mantener la atención de los usuarios. Es así que el diseño web se preocupa primeramente por otorgarle al usuario una experiencia satisfactoria, además de brindar una mayor rapidez y rendimiento. Si después de analizar estos puntos, piensas que tu sitio web necesita actualizarse, no dudes en contactarte con nosotros, somos especialistas en darle a tu marca la presencia en internet que realmente necesita.

Artículo anterior

El impacto de tu marca empieza desde una buena experiencia de usuario (UX)

Artículo siguiente

¿Realmente funciona la publicidad en Facebook?

¿QUIERES SER PARTE DE NUESTRO BOLETIN?

Recibirás nuestros contenidos destacados directamente en tu bandeja de entrada, ¡nos encantará estar en contacto contigo!

Comentarios